Redacción/CAMBIO 22

La titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, informó que elementos de las Fuerzas Armadas iniciaron a distribuir la ayuda a damnificados por el huracán Otis en Guerrero, particularmente en la zona de Acapulco.

Por medio de varios mensajes en redes sociales, Rodríguez Velázquez dejó en claro que la gente afectada por Otis “no está sola”, y que tiene todo el apoyo del Gobierno Federal.

“Elementos de @SEMAR_mx preparan despensas, para después entregarlas a la gente que fue afectada por el huracán Otis”, indicó.

“Los comedores de las fuerzas armadas están llevando comida caliente a la población afectada por el huracán Otis. La gente no está sola, tiene todo el apoyo del @GobiernoMX”, puntualizó la funcionaria federal.

La titular de SSPC mostró imágenes de elementos de la Secretaría de Marina (Semar), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Guardia Nacional movilizándose para entregar toda la ayuda a los afectados por el ciclón Otis en los últimos días.

El Ejército mexicano ha tomado el control de Acapulco y asume las labores de reparación y entrega de ayuda en dicha zona de Guerrero, tras los saqueos y el descontrol generados tras el devastador paso del huracán Otis, de categoría 5, que ha dejado hasta ahora 39 muertos, 10 desaparecidos, decenas de heridos y cuantiosos daños materiales.

Las Fuerzas Armadas intentan poner orden y ofrecer agua y alimentos, a una población, inmersa en la desesperación, tristeza y rabia por la destrucción total o parcial de sus casas y centros de trabajo, hoteles, la falta de insumos y por la lentitud con la que llega la ayuda.

Unos 10 mil agentes del Ejército mexicano, Marina y la Guardia Nacional, en coordinación con autoridades municipales, estatales y federales, establecieron dispositivos de seguridad y vigilancia y supervisan de tiempo completo puntos de control de acceso y salida del municipio de Acapulco, además de cumplir patrullajes para prevenir y desalentar posibles actos delictivos.

También trabajan en la remoción de vehículos, escombros, postes, árboles y otros obstáculos para despejar las zonas afectadas.

 

 

 

 

Con información de López-Dóriga Digital

[email protected]

MRM