Redacción/CAMBIO 22 

Una cueva y cuatro laboratorios clandestinos, que servían para la producción de drogas sintéticas, fueron localizados y desmantelados por personal de la Secretaría de Marina en la localidad de Carricitos, en Culiacán.

El operativo fue realizado por elementos de la Armada de México, en coordinación con personal de la Fiscalía General de la República.

Primero, se ubicó una cueva en el área de laboratorios, en cuyo interior se encontró material que podría ser utilizado para fabricar cargas explosivas, así como minas y artefactos explosivos con una posible capacidad destructiva para afectar vehículos con alto nivel de blindaje, entre los cuales 50 ( cincuenta) kilogramos de dinamita, entre otros.

En un segundo hecho, se localizaron y desmantelaron cuatro laboratorios clandestinos, donde se incautaron aproximadamente 8.620 kilogramos de presunta metanfetamina, prácticamente en proceso de finalización.

Además de aproximadamente 6,550 kilogramos de sustancias y precursores químicos para su posible elaboración, siendo uno de los hallazgos más relevantes de este año.

La Semar agregó que también se incautó una variedad de material para la producción de drogas sintéticas.

Esto eleva el número total de laboratorios clandestinos, 125 toneladas de metanfetaminas sospechosas y 285 toneladas de precursores químicos incautados este año a 92.  

Por primera vez se ubicó un lugar donde se almacenaba material explosivo que podría ser utilizado contra el personal y vehículos involucrados en la destrucción de estos laboratorios.

Comunicado Oficial de la SEMAR 

La Secretaría de Marina, a través de la Armada de México, informa que el 31 de julio del presente año, en las inmediaciones de la localidad de “Carricitos”, en Culiacán, Sinaloa, personal naval localizó y desmanteló una cueva y cuatro laboratorios clandestinos, que se utilizaban para la producción de drogas sintéticas.

Producto de los operativos realizados por elementos de la Armada de México, en coordinación con personal de la Procuraduría General de la República, en un primer hecho se localizó una cueva en el área de laboratorios en cuyo interior se encontró material que podría ser utilizado para fabricar cargas explosivas, así como minas y artefactos explosivos con posible capacidad destructiva para afectar vehículos con alto nivel de blindaje, dentro de los cuales se encontraron 50 (cincuenta) kilogramos de dinamita, entre otros.  

En un segundo hecho, se localizaron y desmantelaron cuatro laboratorios clandestinos, donde se incautaron aproximadamente 8.620 (ocho mil seiscientos veinte) kilogramos de presunta metanfetamina, prácticamente en proceso terminado; además de aproximadamente 6.550 (seis mil quinientos cincuenta) kilogramos de sustancias y precursores químicos, para su posible elaboración, siendo uno de los hallazgos más relevantes de este año; asimismo, se incautó diverso material para la elaboración de drogas sintéticas.

Por lo tanto, los laboratorios, presunta metanfetamina, precursores químicos y otros materiales fueron destruidos en el lugar, previa autorización de la autoridad ministerial competente, para la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

Estas incautaciones representan un impacto económico de más de 30 millones de dólares para el crimen organizado.

Cabe señalar que este año, la Secretaría de Marina ha incautado y destruido un total de 92 laboratorios clandestinos, 125 toneladas de metanfetaminas sospechosas y 285 toneladas de sustancias químicas y precursores. Asimismo, por primera vez se ubicó un lugar donde se almacenaba material explosivo que presuntamente podría ser utilizado contra el personal y vehículos involucrados en la destrucción de estos laboratorios.

Con estas acciones, la Secretaría de Marina, a través de la Armada de México, contribuye a los esfuerzos conjuntos para combatir la conducta delictiva, tanto en el establecimiento de laboratorios clandestinos como en la producción de drogas sintéticas en nuestro país, debilitando así la producción y distribución de drogas por parte de grupos criminales.

 

 

 

 

Fuentes Agencias

[email protected]

MRM