mayo 24, 2024 18:01

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 24, 2024 18:01

 

  • A medida que pasan los días se agotan las posibilidades y el tiempo para que los detractores.

 

Redacción/CAMBIO 22

A medida que pasan los días se agotan las posibilidades y el tiempo para que los detractores del presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, eviten que asuma el cargo el próximo 14 de enero, la andanada de ataques ha sido variada y virulenta por parte de los grupos de poder en el país centroamericano.

Y uno de los protagonistas de estos embates contra el Movimiento Semilla –al que pertenece Arévalo–, es la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, quien busca a como dé lugar anular la pasada elección, argumentando diversas irregularidades. Habrá que recordar que de esa votación resultó derrotada la ex primera dama Sandra Torres, la candidata de la continuidad.

Esta semana que termina, la Fiscalía de Guatemala entregó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) un informe de una cuestionada investigación sobre supuestas anomalías por las que considera “nulas” las elecciones ganadas por Arévalo.

Sin dar tregua, también acusó a Arévalo de supuestas ilegalidades en la formación de su partido, Semilla, en 2018, además de un presunto caso de lavado de dinero; es por ello la insistencia en que se le retire la inmunidad como presidente electo. Los ataques se han tornado rabiosos.

Sin embargo, estos intentos por quebrantar los resultados de los comicios en Guatemala también han enfrentado críticas de Estados Unidos, la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Precisamente, la Unión Americana anunció restricciones de visado a unos 300 guatemaltecos, entre ellos un centenar de diputados, y condenó los intentos de “socavar” la democracia por parte de la Fiscalía guatemalteca.

No cabe duda de que la desesperación de los corruptos está tomando un papel estelar ante la promesa de Arévalo de combatir a la corrupción. Analistas coinciden en que eso ha despertado miedo entre sectores políticos y empresariales que temen perder sus cotos de poder que les reditúan buenas ganancias.

Ante los ataques de la Fiscalía, Arévalo ha denunciado un plan de “golpe de Estado” para impedir que tome las riendas del poder. Y es que vino a romper con la tendencia conservadora de los últimos gobiernos, se presentó como “el candidato anticorrupción”. Pero su ideología encontró el rechazo de la élite económica y los grupos que tradicionalmente ostentan el poder en Guatemala.

De hecho, muchos de los opositores de Arévalo lo consideran un “comunista” y aseguran que, de llegar a la Presidencia, acabará por expropiar tierras a los más ricos, un escenario que nunca ha planteado el presidente electo, pero que es un discurso que provoca temor a muchos.

En pocas palabras, Arévalo le dijo a la BBC que “en Guatemala hemos sufrido en las últimas dos décadas un proceso de cooptación de las instituciones del Estado por una élite política criminal que, organizándose en partidos políticos, pasó a asaltar las alcaldías, el Congreso de la República y otros espacios del Estado”. He ahí el meollo del asunto y veremos qué pasa en las próximas semanas.

 

Fuente: EL HERALDO

[email protected]

NMT

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com