Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 16 de junio.- La reducción de la deuda pública heredada de administraciones pasadas, permitió avanzar al semáforo verde en el Sistema de Alerta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y fue posible gracias al ahorro que se tuvo como resultado de las medidas de austeridad y control de gasto que se aplicaron desde el primer día.

Sin embargo, tendrán que seguirse aplicando estas estrategias para continuar depurando los pasivos de años anteriores, afirmó la secretaria de gobierno Cristina Torres Gómez, quien no descartó que de nueva cuenta se tengan que “ajustar el cinturón” para continuar avanzando y bajar más el nivel de endeudamiento.

“Afortunadamente se logró porque se bajaron sueldos gabinete de primer nivel, se restructuró de director general hacia arriba y ese ahorro se redireccionó a pago de deudas, hubo ahorros en eficiencia por ejemplo en las rentas de edificios y espacios, un ahorro administrativo que ha servido muchísimo para trabajar en la deuda; de venir de un semáforo rojo y no ser aptos a créditos, en ocho meses hay resultados y tendremos que seguir avanzando en esto y habrá en breve otra estrategia para seguir sobre este semáforo verde, hay que apretarse más el cinturón.”

Destacó que también influyó que se acortó el gasto en comunicación y en muchas áreas donde la erogación de recursos era expensivo y con el combate a la corrupción permanente, que permite un manejo del dinero más transparente y poderlo canalizar a obra pública y programas sociales.

“Lo que sigue es privilegiar el gasto social, la obra pública para la infraestructura que es fundamental para el desarrollo del estado y eficientar lo que corresponde al uso común de las dependencias; nosotros estamos haciendo un análisis de las áreas que duplican o de alguna manera hacer lo mismo con el mismo resultado y que podríamos simplificar y unificar, de ahí vendrán temas de esta naturaleza y otros más.”

Datos publicados por la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), establecen que la deuda pública a largo plazo se situó del 1 de enero al 31 de marzo en 19 mil 571 millones 023 mil pesos, que sumado a los 4 mil 371 millones 175 mil pesos por pasivos, hace un total de 25 mil 091 millones 539 mil pesos.

La deuda total cerró en 2022, en 26 mil 513 millones 752 mil pesos y los pasivos se han reducido en poco más de mil millones de pesos, pasando de 5 mil 354 millones 762 mil pesos a 4 mil 371 millones 175 mil pesos.

En tanto que la deuda a corto plazo, disminuyó de mil 568 millones 895 mil pesos a mil 149 millones 340 mil pesos, lo que hizo que se avanzara en el semáforo de medición de endeudamiento, a un nivel sostenible por primera vez desde el 2016.

 

[email protected]

JFCB