Redacción/CAMBIO 22

“Me siento violentada, violada, de la posibilidad de tener yo mi propia privacidad y poder decidir sobre mi vida, mi cuerpo, mi imagen”. Con estas palabras, Ángela Aguilar fijó su postura sobre la filtración, esta semana, de unas fotografías suyas.

Las imágenes la muestran a ella y a Gussy Lau, su presunto novio y 15 años más grande que ella.

Por medio de un video de seis minutos de duración, la intérprete de “En realidad” y “Ahí donde me ven”, revela sentirse triste y defraudada, por haber confiado en alguien que no debió.

“Me duele haber sido defraudada por una persona que yo nunca en la vida pensé. Me duele trabajar desde chiquita para que una cosa así lo afecte tanto.

“No es sólo una imagen que ha estado circulando, sino que ha afectado en lo profesional, económicamente, amorosa ni se diga. Qué cara le puedo dar a mi familia porque aunque yo no estaba de acuerdo (con las fotos) me puse en esta posición y eso fue incorrecto de mi parte y ese fue mi error”, dice Angela, de 18 años.

Recalca haber sido víctima de una traición y, aunque sabe que muchos dirán que sólo se trata de una foto, la verdad es que todo va más allá de eso.

“Es una invasión a mi privacidad, a mis derechos, a poder escoger qué anuncio y qué no anuncio, qué digo y qué no. Creo ya me merezco tener esa opción de si voy a sacar una relación o no. Cómo es posible que yo sea tan segura de mi independencia como artista, de  música y voz, me han robado mi voz en esto que es tan mío”, subraya.

Apunta que no tocará más el tema y se tomará un tiempo para reevaluar decisiones y la manera en que procederá.

“Creo mi abuela, mi linaje, mi apellido, no se merece esto”, concluye.

 

 

Fuente: El Heraldo de México

GCH

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre