Redacción/CAMBIO 22

Al asegurar que continuará con su estrategia de seguridad de “abrazos no balazos”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que el Gobierno Federal contemple un pacto con grupos criminales para lograr la pacificación de México.

Sin embargo, el primer mandatario vio con buenos ojos que colectivos para la localización de personas desaparecidas, como las Madres Buscadoras, hayan logrado una “tregua por la paz” con cárteles del narcotráfico.

Durante su conferencia matutina de este miércoles, López Obrador consideró que las madres buscadoras pueden colaborar para sosegar el clima de violencia en el país, convenciendo a criminales para que abandonen actividades ilícitas.

“Celebró que las mamás de los desaparecidos y de las víctimas estén con esta campaña. Que nos ayuden a convencer a quienes se dedican a estas actividades ilícitas de que abandonen esas actividades”, exhortó.

Aunque pidió a los delincuentes escuchar la petición de los colectivos, advirtió que el Gobierno Federal no puede permitir la impunidad ni “garantizar que no se va a actuar en contra de los que violan la ley”.

“Que ellos tomen la iniciativa y que abandonen la actividad ilícita y que no sigan dañando, pero nosotros no tenemos contemplado un acuerdo. (…) Es muy bueno, todo lo que signifique llamar a la paz y a que no haya violencia, tenemos que apoyarlo. Qué bueno que hay esa actitud de las madres de los desaparecidos y también que escuchen los que se dedican a la delincuencia, nada más que nosotros no podemos garantizar que no se va a actuar en contra de los que violan la ley, eso no lo podemos hacer. No puede haber impunidad”, apuntó López Obrador.

Cártel del Noreste envió mensaje por la paz a AMLO

Lo anterior, días después de que el Cártel del Noreste (CDN) envió un mensaje al Presidente Andrés Manuel López Obrador, en respuesta a uno de sus llamados para lograr la paz en el país.

Durante su conferencia matutina del pasado 30 de mayo, el mandatario tabasqueño respaldo la propuesta de la activista Delia Icela Quiroa Flores Valdez, quien propuso a organizaciones criminales un “acuerdo de paz y erradicación de la desaparición forzada de personas”.

“Yo estoy de acuerdo. Ojalá y se lograra la paz, es lo que deseamos todos, que no haya violencia, homicidios, que no haya agresiones, porque se afecta a todos. (…) Yo sí, todo lo que signifique hacer a un lado o no usar la violencia lo apruebo”, dijo López Obrador en ese entonces.

En réplica, presuntos integrantes el CDN, armados con rifles, ametralladoras ligeras y fusiles Barret, informaron que se unían al llamado de tregua, no como un sinónimo de debilidad sino como una vía para lograr “el bienestar de México”.

“No”, respondió López Obrador ante la posibilidad del un pacto directo con el narcotráfico, y les sugirió dedicarse a otras actividades, pues “ese no es el camino que deben seguir”.

“No se puede dañar a nadie y no pueden utilizar a los jóvenes para cometer ilícitos; no deben de dañarse ellos mismos, porque es una vida, también, de mucho sufrimiento, porque ellos al final también salen perjudicados, sus familias y las familias de otros, de las víctimas, por eso estamos buscando serenar el país atendiendo las causas que originan la violencia”, aseveró.

En ese sentido, reiteró el llamado a la juventud mexicana para evitar el consumo de la “narcocultura”, especialmente de canciones que puedan incitar al consumo de drogas, el uso de armas o que enaltezcan a líderes del crimen organizado.

“LQue no los enganchen ni con la música, corridos buena ondita que llevan moña o maña, para engatusar y que esa vida, ese estilo de vida que están promoviendo es de sufrimientos. Nada de que las chamacas guapas, los chamacos guapos, los relojes de lujo y las alhajas y la ropa de marca y los carros. No crean que eso da caché, no da fama”, condenó desde Palacio Nacional.

 

 

 

Fuente: Infobae

[email protected]

MRM