Redacción/CAMBIO 22

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de agosto.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se pronunció sobre las medidas cautelares impuestas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para el mandatario en prevención de la atención de una queja por violencia política de género contra la aspirante presidencial de la oposición, Xóchitl Gálvez.

En este contexto, el presidente negó que haya existido de su parte tales pronunciamientos y además acusó que los magistrados electorales alteraron sus expresiones; “mienten,
calumnian”, comentó.

“Se da esta resolución que muestra de cuerpo entero, exhibe a los integrantes del Tribunal Electoral; los exhibe porque mienten, calumnian, actúan de manera falsaria, son capaces hasta de alterar mis expresiones, mis palabras”, acusó el tabasqueño.

El jefe del Ejecutivo aprovechó la ocasión para presentar algunas de las expresiones por las que el Instituto Nacional Electoral (INE) emitió medidas cautelares ante la queja en su contra por violencia política de género, en las que calificó a Xóchitl Gálvez como “pelele”, e insinuó que fue impuesta como “frentista” por un grupo de hombres de la “cúpula del poder”.

“Me acusan de violencia política de género y lo que hacen es atribuirme expresiones que yo no expuse en esta conferencia. Es realmente grave, pero ¿a qué tribunal acudo yo? Sí podría solicitar un desafuero y tengo elementos, pero no lo voy a hacer, porque entonces los convertiría yo en mártires vivientes”, refirió el mandatario.

Y a pesar de las medidas cautelares emitidas, el presidente insistió en que la senadora fue elegida por Claudio X. González y Vicente Fox, y que ella es el expresidente panista, y volvió a repetir sus frases contra ella haciendo un comparativo de lo que dijo y lo que interpretaron las autoridades electorales.

“Les voy a mostrar algo y ojalá la gente pueda revisar el expediente que vamos a procurar que se conozca, porque me acusan de violencia política de género (…) Miren lo que supuestamente dije para juzgarme como responsable de violencia política de género. Esto es lo que me acomoda”, aseguró.

En la frase que expusieron interpreta el Tribunal es: “‘Fue elegida por un grupo de hombres que la han impuesto’, reverendos falsarios, ¿cuándo dije eso?, ‘No es como en el flanco derecho’. Primero ya aceptan que hay un flanco derecho. ‘Que ya eligieron los de arriba’. ¿Quiénes son los de arriba? ¿Qué mentira estoy expresando? ¿Qué no los de arriba son Diego, Fox, Salinas, etc. etc. etc. ‘Y los medios ya eligieron -ya no puedo mencionar-, eso ya está resuelto, esa fue una consulta que hicieron en lo oscurito a los de arriba’”.

El presidente continuó: “¿Es o no es gerente del bloque conservador Claudio X. González hijo? ‘Y ya impusieron a la señora y hay cargada o no se dan cuenta, porque son predecibles y obvios los escritores columnistas comentaristas de radio, televisión, hubo cargada’. Sigue habiendo, pero ya no es igual”.

Y se quejó de que en el TEPJF se interpretó: “‘Fue elegida por un grupo de hombres que la han impuesto’, para decir que hubo violencia política de género, pero yo no usé eso”.

Al recordar que dijo que la utilizarán para engañar al pueblo, se usó para decir que hay violencia, además de señalar que habla con groserías, ¿estoy mintiendo?”.

La otra frase que usó para ejemplificar lo que “interpretó” el tribunal fue cuando dijo: “‘Es un pelele, títere, una empleada de la oligarquía a la que únicamente van a utilizar para seguir saqueando y robando eso es lo que dicen los magistrados’. Fíjense hasta dónde llegan, porque le quitaron toda la esencia y también la forma, la forma sobre todo que es fondo”; y agregó: “‘Es que la señora Xóchitl Gálvez pues es Fox’”, y cuestionó: “¿No es Fox la señora Xóchitl Gálvez? Por qué no pones ahora lo que dijo Fox (…) No estoy mintiendo, la señora es Fox”.

También acusó que fue la cúpula la que eligió y entre quienes mencionó están Carlos Salinas, Roberto Hernández, Vicente Fox y mencionó el caso de Francisco Gil Díaz como una designación a cambio de financiamiento en campaña.

Lo que aclaró que dijo que: “‘Entran atados de pies y manos, son peleles, son títeres, empleados de la oligarquía’, pero no es: es un pelele, fíjense lo que interpreta. Cómo una autoridad electoral, un juez, un magistrado van a hacer esta interpretación, ¿por qué no utilizaron lo que expresé de manera literal? ¿Por qué tienen ellos que hacer esto: ‘Es un pelele, un títere, una empleada’? ¿Dónde está la empleada, dónde está?”.

Y después de todo esto, dijo que ya no puede hablar de Xóchitl Gálvez ni lo hará, pero lo mencionó porque se le preguntó sobre el tema.

“Ya no voy a hablar, no voy a decir su nombre, eso es. Ya no voy a pronunciar su nombre. Estoy mostrando cómo manipularon mis palabras y ya no vuelvo a mencionar el nombre de la señora. No sé si decir señora también… Una persona… sí”, expresó.

Cabe mencionar que hasta el momento el Ejecutivo federal ha sido objeto de medidas cautelares sobre la queja, pero la resolución final sobre si incurrió en violencia política de género todavía está pendiente, y será determinada por el TEPJF con los datos de la investigación que realice el INE.

Asimismo, hay que tener en cuenta como contexto que, como presidente, AMLO acaba de promulgar una reforma constitucional aprobada por el Congreso de la Unión, conocida como 3 de 3 contra la violencia de género, la cual entre otras cosas dispone que no puede ejercer ningún cargo público en los 3 niveles de gobierno la persona que haya sido sancionada por violencia política contra la mujer en razón de género.

 

Con información de Excélsior y Proceso
[email protected]

RHM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre