mayo 20, 2024 10:12

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 20, 2024 10:12


  • Los candidatos y partidos políticos enfrentan el reto de ganar nuevos electores, y para ello las estrategias de hacer y comunicar propaganda deben ser entretenidas y graciosas, dejando de lado el ideal democrático.

 

Redacción/ CAMBIO 22

Las elecciones México 2024 están en marcha y a diferencia de hace seis años, 12 años, 18 años, etcétera, los candidatos a cargos de elección ya no sólo deben superar la apatía ciudadana, sino también la tiktokización de la política, afirmó la directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Carola García Calderón.

La académica sostuvo que hoy las campañas políticas han variado, porque ya no solo son los spots, sino que los candidatos deben recurrir al mensaje divertido y breve, donde los políticos tienen interés por acercarse al espectáculo, hacerse notar, aparecer y verse en las plataformas virtuales.

Durante la inauguración del Seminario Internacional Campañas Políticas en la Era de la Desinformación, organizado por el Programa Universitario de Gobierno (Pugob) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Carola García Calderón destacó que los ideales democráticos (rendición de cuentas, transparencia y participación ciudadana) enfrentan actualmente desafíos significativos.

Ante este panorama, dijo que superar los retos requiere de un compromiso serio y continuo por parte de gobiernos, medios masivos, plataformas sociodigitales y de la ciudadanía en general:

Todos debemos ir creando una cultura política de responsabilidad, interés y participación en la vida pública”.

Las estrategias de hacer y comunicar propaganda, a través de las tecnologías y medios electrónicos, “piden” a los políticos ser entretenidos y graciosos si quieren conectar con la ciudadanía, sobre todo con los más jóvenes quienes pasan una parte importante de su tiempo en los espacios digitales.

“Hay que buscarlos porque serán los nuevos electores”, expuso en el acto efectuado en el auditorio del Centro de Ciencias de la Complejidad. Sin embargo, precisó que no quieren saber ni creer en los partidos, ni en la política

Es difícil hacerlos votar, y más aún por una propuesta política específica. Mucho del interés de esta población son diferentes causas sociales, pero no piensan en gobiernos, ni consideran ser parte de una decisión, ni incidir.

En su exposición, la universitaria aseveró que en los últimos 25 años cambió la forma de acercarnos a esa actividad, de entenderla y analizarla, por ejemplo el estudio de la comunicación política como un campo disciplinar entre Ciencias de la Comunicación y Ciencia Política, con el aporte de áreas como Sociología y Economía.

La comunicación en la materia no se reduce al electorado, tiene que ver con la legitimación de un gobierno, la obtención y mantenimiento del poder; con la construcción de la narrativa de las autoridades que están al frente, fijar la agenda setting. Se trata de un tema de estrategias y un proceso de persuasión.

Refirió que el contexto actual ha generado gran distancia entre ciudadanos y la vida política, de ahí la preocupación de los partidos y candidatos de cómo conectar con sus posibles electores, generar confianza y obtener credibilidad para conseguir su adhesión o voto; “esto tiene mucho que ver con la capacidad de comunicar y movilizar”.

Dentro de los usos de internet que hace la ciudadanía, la política es uno de los últimos de sus intereses; en primer término está el entretenimiento, elaborar tareas, descargar música, acceder a pornografía, aunque también sucede en la vida cotidiana y dentro de los medios de comunicación tradicionales, puntualizó.

Explicó que la política no forma parte de nuestra vida cotidiana, pese a su impacto en todos los ámbitos, y el hecho de que se le considera como algo lejano donde los ciudadanos no intervienen, ni tienen nada que ver, ni importan sus propuestas, ni ideales de partido, tampoco cambios estructurales.

Carola García manifestó que la desconfianza ha impactado en la cultura política, mermado la idea de que la democracia es algo más que el voto. No se entiende la democracia como forma de vida, sino solo como un proceso de depositar un sufragio en una urna.

“Estamos en un escenario de campañas electorales y, desde luego, los partidos quieren nuestro voto. No obstante, la democracia va más allá, se nos olvida el día después de la elección. Es decir, la rendición de cuentas, la transparencia, la participación ciudadana y el derecho de los electores a reclamarle a quien le han dado su preferencia”, enfatizó.

 

 

 

Fuente El economista

[email protected]

AFC

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com