Miguel Portillo/CAMBIO 22

CANCUN, 12 ABRIL.- Era un día soleado, especial para un juego de final de béisbol, los rivales poco a poco comenzaron a llegar a su cita

La hora, el mediodía en el campo de El Milagro, de la colonia del mismo nombre.

El equipo Yankees como visitante se acomodó en el lado de la primera base en un espacio previsto para los jugadores.

Los visitantes con vistosa playera azul y blanca con Puerto Santo al frente comenzaron a sacar su artillería ya lista (bates), en tanto que su porra con playera toda azul con leyenda Yankees, se acomodaban en las improvisadas bancas, detrás de home de este campo de béisbol llanero.

 

En tanto que su rival, tanto sus elementos como su porra, se acomodaron por el lado de la tercera base.

En ese sitio sobresalía la playera amarilla con el nombre de la novena, CC Caballero al frente, un color de los llamados “mírame a fuerza”.

El tiempo transcurría y el narrador avisaba “segunda llamada”; los dos equipos aceleraron sus calentamientos previos a un gran duelo de final

Tras la presentación oficial de los jugadores, el umpire principal Adán Madrid dio la voz de Pleybol..

Las acciones iniciaron bajo un sol radiante con pocas nubes, lo que demostraba que el astro rey, también quería ser aficionado del duelo beisbolero.

El color azul dominó en la primera entrada, pero el amarillo comenzó su ataque para recortar las acciones

Las acciones continuaron y los Yankees no perdían su ventaja; en tanto que su porra con música de fondo con el tema “We are the champions” ya vaticinaban y preparaban el triunfo

Un resultado que les daría como resultado ser el mejor equipo en campo ajeno, ya que elimino Gladiadores en partidos realizados el Betito Avila y Bonfil.

En tanto que este título lo lograron en el campo El Milagro.

A pocas entradas del juego, fue cuando tembló la colonia bajo los gritos de Yanquis, “Yanquis, Yanquis”.

Lo que hizo que el manager Miguel Gamboa moviera a sus pitchers como piezas de ajedrez, deteniendo con ello la ofensiva local.

Lo que hizo que las emocionantes acciones se acrecentaran por parte de ambos equipos.

Mario Caballero, manager de los amarillos, como le decían a su equipo, al igual movió a sus elementos en busca del preciado triunfo

Se destaca el batazo de Raydel Costa en el fondo del prado central y que fue atrapado apenas con la punta de la mascota del jardinero.

Las acciones continuaban al igual que por Yankees, luciendose Jesús Heredia quien batería, robaba bases y anotaba carreras

Al igual que el receptor Sebastián Patrón, quien ponía out a los que intentaban robar la intermedia.

Asimismo se encontraba Oswaldo Negrón, quien obtuvo su quinto título personal

Con los gritos Vamos Yanquis, Vamos Yanquis, volvió a temblar en la colonia, vamos por tres outs.

El Equipo CC Caballero tenia su última oportunidad, crecia la desesperación y el nerviosismo se acrecentaba.

Poco a poco fueron dominados y al momento de caer el telón, inicio la fiesta del festejo.

Todos celebraban, los caballerosos le hicieron honor a su nombre, se acercaron a su rival para felicitarlos, apretones de manos, abrazos, palabras de felicitaciones se cruzaban en el centro del campo.

Cabe resaltar que la porra de los Yankees en todo momento no dejaron de apoyar a su equipo.

Finalmente, equipo posó para la foto del recuerdo que los acreditaba como los nuevos campeones de la segunda fuerza de béisbol

 

[email protected]

GCH