Redacción/CAMBIO 22

La alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, el jueves tuvo una celebración espectacular por su segundo informe de gobierno, a pesar de que Acapulco, la ciudad vecina a 109 kilómetros de distancia, quedó devastada por el paso del huracán “Otis” y requiere de ayuda urgente.

Norma Otilia Hernández organizó el festejo por su informe de gobierno en la plaza central con música, baile y fuegos artificiales, mientras los insumos esperan en los centros de acopio para ser entregados a los damnificados por el huracán Otis, y mientras que los estados aledaños se organizan para hacer llegar ayuda humanitaria al puerto de Acapulco, donde la gran mayoría de los afectados no ha recibido ni siquiera agua.

“Las y los invito a dejar en este momento todas las diferencias que pudiéramos tener porque ahora es más importante Guerrero, porque nuestras y nuestros hermanos nos necesitan”, sostuvo en una de sus publicaciones”, declaró sobre la falta de coherencia en su hacer y su decir.

Usuarios en redes sociales expresaron su inconformidad por este festejo, y se sumaron a las críticas. Tal fue el caso de una mujer que se encontraba en el lugar y decidió grabar los hechos para después subirlo a redes sociales.

No obstante, la alcaldesa morenista Norma Otilia dijo a través de sus redes sociales que el motivo de este festejo fue para rendirle cuentas al pueblo de lo que ha hecho, por lo que invitaba a las personas a dejar las diferencias a un lado, y mejor sumarse para apoyar a los damnificados .

“Este fue el espacio y la oportunidad idónea para convocar a este pueblo gigantesco que está en las batallas más importantes a sumar esfuerzos por Acapulco y por Guerrero sin mirar partidos, colores, filias ni fobias.

Hay que recordar que Norma Otilia Hernández ha sido criticada duramente por realizar reuniones con presuntos representantes de grupos criminales, y en esta ocasión por realizar un festejo tras su informe de gobierno mientras Acapulco y otras comunidades quedaron devastadas por el huracán Otis.

La alcaldesa rindió su segundo informe de labores en público y con un festejo, a pesar de la catástrofe que viven localidades de Guerrero por el paso del huracán Otis.

En redes sociales, las personas le hicieron reclamos por considerar “inoportuno” el evento dada la situación del estado, principalmente de Acapulco.

En la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, de la capital guerrerense, se dieron cita políticos y funcionarios, así como parte de la población, lo que  generó críticas, principalmente por la falta de suministros básicos en la zona.

Se cuestionó el gasto en el evento en lugar de destinarlo a ayuda a los damnificados y a los efectos del desastre.

Mientras otras instancias suspendieron eventos en solidaridad con los afectados en Acapulco, la alcaldesa morenista mantuvo su decisión de realizar el informe público.

Tras las críticas, la alcaldesa emitió un mensaje para persuadir la mala impresión que dejó su evento.

“El informe que hoy presenté ante las y los chilpancingueños con motivo del segundo año de gestión no es de celebración, es una obligación de rendir cuentas a mi pueblo”, defendió.

Hizo un llamado para dejar atrás las diferencias “porque ahora es más importante Guerrero“, dijo la edil quien dijo que dispuso del área de protección civil para apoyar a Acapulco.

“Como muestra de solidaridad del pueblo chilpancingueño, he dispuesto todo el apoyo profesional en el área de protección civil, en este momento, varias brigadas de Protección civil, Bomberos y de salud están en Acapulco y otras regiones del estado”, señaló.

Añadió que se montó un centro de acopio para las personas damnificadas y anunció que se instalarían otros en barrios tradicionales y colonias populares.

 

 

 

 

Fuente Agencias
redaccionqroo@cambio22.mx

MRM