marzo 4, 2024 14:25

16.976 MXN

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

Redacción/CAMBIO 22

La marca estadounidense J. Marie Collections fue denunciada en redes sociales por plagiar diseños de artesanas zapotecas de San Antonino Castillo Velasco, quienes lamentaron que la legislación existente no es suficiente.

En la página oficial de la tienda en línea aparecen blusas y vestidos de varios colores con diseños que elaboran las artesanas que oscilan entre 106 a 132 dólares, es decir entre 2 mil a 2 mil 500 pesos.

Señalan que la marca no reconoce su trabajo, por lo que denunciaron la apropiación cultural.

Miriam Leticia Campos Cornelio, artesana de 40 años de edad e integrante del taller de Artesanías familiar “Nasa’ a” que en castellano significa “Lindo o Bonito”, expresó que no es la primera vez que denuncian un plagio.

“Hemos denunciado a la marca china Shein, y a otras, pero no hay un marco legal que permita hacer un reclamo y se proceda, queda en simple denuncia”, señaló.

Comentó que desafortunadamente las personas no conocen los procesos de elaboración, ni el tiempo y tampoco la identidad cultural que significa portar un bordado de San Antonino Castillo Velasco.

“En cada bordado nosotras ponemos nuestra esencia, nuestra vida y nuestra identidad como pueblo been za’ (zapotecas) y van implícitas las flores, la fauna como mariposas, porque somos un pueblo agricultor y floricultor”.

El tiempo del bordado tarda entre tres semanas a más de un año y cuestan cuestan entre 400 hasta más de 10 mil pesos.

“Es difícil luchar contra monopolios, contra marcas reconocidas, a veces creemos que cuando las denunciamos en redes, les damos mayor publicidad, porque nada ocurre, ellas siguen vendiendo descaradamente”.

Bordados mazatecos, mixes y zapotecos se confeccionan en máquinas en Chiapas.

Eder Mc Yanni, promotor y activista cultural, denunció que han habido plagios con prendas mazatecas, mixes y zapotecas.

Dijo que en Chiapas se confeccionan a través de máquinas indumentarias tradicionales, lo que resulta que los bordados sean de menor calidad.

Resaltó que la prenda más plagiada ha sido el bordado mazateco, la cadenilla que elaboran artesanas zapotecas y mixes de San Juan Guichicovi y bordados del Istmo de Tehuantepec.

Resaltó que una de las promotoras de defensa de no plagio ha sido la senadora morenista, Susana Harp, pero que últimamente se ha alejado de este tema.

“Desconozco quién podría sancionar de forma efectiva estas marcas. Las autoridades locales y las y los artesanos deben pronunciarse y exigir leyes más severas”.

En agosto de 2021, el Congreso de Oaxaca aprobó la reforma al párrafo cuarto del Artículo 16 de la Constitución local con el objetivo de evitar el plagio de los diseños de la cultura oaxaqueña.

Esta reforma, iniciativa de la diputada morenista, Gloria Sánchez López, aprobó castigar el saqueo del patrimonio cultural material e inmaterial de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, protegiendo la propiedad intelectual colectiva y los elementos que la conforman.

 

 

 

 

 

Fuente: aristegui noticias

[email protected]

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com