Redacción/CAMBIO 22

CIUDAD DE MÉXICO.– “Es la primera vez que ocurre en masa, en estampida, ¡como Jumanji!”, así describe Jorge Gaviño, vicecoordinador del PRD en el Congreso de la Ciudad de México, la ola de solicitudes de licencia por un mes que hicieron de manera simultánea 13 de los 29 diputados de Morena; dos para ocupar cargos públicos y 11 para salir a la calle a promover la participación de los capitalinos en la consulta para la Revocación de Mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador el próximo 10 de abril.

El perredista denuncia que de esos 13 legisladores, al menos ocho son presidentes de comisiones fundamentales para avanzar en el trabajo legislativo, por ejemplo: José Octavio Rivero, de Administración y Procuración de Justicia; Carlos Mirón, de Hacienda; Gerardo Villanueva, de Administración Pública; Fernando Mercado, del Comité de Administración y Capacitación; y Valentina Batres, presidenta de Presupuesto y Cuenta Pública y hermana del secretario de Gobierno, Martí Batres.

“Es como la quinta parte del Congreso de la Ciudad de México la que pidió licencia, pero en realidad todos están haciendo campaña en sus distritos y tienen al Congreso en una parálisis legislativa”, insiste Gaviño.

De acuerdo con un conteo legislativo, los diputados que dejaron “acéfalas” las comisiones dejaron también botados 367 pendientes legislativos, lo que representa 45% del rezago que ya de por sí tiene el Congreso capitalino.

Cuestionado sobre la labor que hacen los diputados suplentes al asumir el cargo, como lo marca la ley del Congreso local, Gaviño Ambriz asegura: “Aunque los suplentes traen las ganas de trabajar, no tienen el conocimiento de los trabajos. ¡En la primera semana no saben ni dónde está el baño del recinto!”. Considera que cuando empiecen a conocer bien el proceso ya habrá corrido el mes y los titulares regresarán a sus curules.

El exmilitante del partido Nueva Alianza lamenta: “Nunca había pasado esto de irse en masa. En otros años se le daba un valor muy importante al trabajo legislativo. Ahora no se creen que son representantes del pueblo, prefieren ser representantes del Ejecutivo local y federal o volanteros, a tener la dignidad parlamentaria y a quedar bien con la gente que representan”.

Royfid Torres, líder de la fracción de Movimiento Ciudadano, critica que, en una legislatura “tan improductiva” como la actual, los diputados de Morena abandonen sus asuntos turnados en este segundo periodo ordinario, en el que sólo se ha aprobado 3.8% de lo presentado ante el pleno.

“Si en cuatro meses a cargo de esas comisiones sólo se ha visto 4% de los asuntos, en un mes que van a llegar los suplentes para actualizarse, no creo que sea muy productivo. No sabemos si tienen el mismo interés o si sólo estarán para cumplir el requisito, pero no habrá productividad. Eso no garantiza nada”, dice.

Y aclara: “No es que sea una falta de respeto a los suplentes. Los que más les están faltando al respeto son los propietarios, los dejan encargados de un changarro que no han trabajado. El 12 de abril que regresen estaremos diciéndoles toda la chamba que no hicieron, exigiéndoles cuentas para ser productivos”.

Por último, aprovecha para reclamar que los diputados con licencia van a promover una consulta “que nadie les pidió, nadie quiere una consulta más que ellos mismos. Es una contradicción muy grande, tienen a un presidente popular, con 60% de aprobación, ¿para qué distraen recursos públicos en ello? La consulta no va a servir para que mejore el trabajo legislativo!”, afirma.

El pasado 10 de marzo, consultada por la prensa sobre su opinión de que los legisladores de Morena solicitaran licencia para ir a promover la consulta de Revocación, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, celebró: “¡Qué bueno, qué bueno! La verdad es un ejercicio muy importante y está bien. Es un mes y yo estoy de acuerdo, qué bueno que lo han hecho y que vayan a sus comunidades”.

 

Fuente Proceso

RAM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre