Redacción/CAMBIO 22

El mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se reunirá este lunes con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con quien tiene previsto hablar del acuerdo comercial con el Mercado Común del Sur (Mercosur) y del medioambiente.

Ambos líderes avanzarán en temas que trataron durante una conversación telefónica que mantuvieron en febrero, y en la que destacaron la importancia de reforzar las alianzas económicas entre Brasil y la Unión Europea (UE), según indica un comunicado del Palacio de Planalto, sede de la Presidencia.

“Mencionaron la posibilidad de consolidar el acuerdo Mercosur-UE [integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay] que involucra los mercados de bienes, servicios, y compras gubernamentales de las dos regiones, además del interés mutuo de combatir la deforestación y las consecuencias del cambio climático”, añade la nota.

La visita de Von der Leyen a Brasil se produce tres meses después de que la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, se reuniese en Brasilia con el vicepresidente del Gobierno, Geraldo Alckmin.

En aquel encuentro, Vestager también resaltó la importancia de adoptar medidas para “acelerar” el pacto comercial. “Para nosotros es absolutamente una prioridad finalizar las negociaciones del acuerdo”, sentenció.

La UE y el Mercosur firmaron el acuerdo comercial en el 2019, tras más de 20 años de complejas negociaciones, pero este no fue ratificado debido a la política medioambiental del exmandatario de Brasil, Jair Bolsonaro. No obstante, tras la llegada de Lula al poder, la situación comenzó a cambiar.

“Mucho más que un acuerdo comercial”

“Es mucho más que un acuerdo comercial. Se trata de valores compartidos, y una plataforma para enfrentar desafíos comunes, como la acción climática o el respeto de los derechos laborales”, declaró la líder del Ejecutivo europeo a Folha de Sao Paulo antes de embarcar rumbo a Brasil.

En medio de la búsqueda de nuevos aliados para reducir su dependencia de China y EE.UU., y antes de la cumbre con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) –que tendrá lugar del 17 al 18 de julio en Bruselas–, la Comisión Europea presentó recientemente una agenda que propone “una asociación estratégica más fuerte” con la región.

La cumbre UE-CELAC será una oportunidad para que Europa intente recuperar el protagonismo en la zona y se produce en un momento marcado por el conflicto con Ucrania, y en el que ninguno de los países latinoamericanos se ha alineado con las sanciones impuestas a Rusia por EE.UU. y la UE.

En este contexto, Lula también desea intentar intensificar su agenda de encuentros con líderes y autoridades internacionales. Desde que asumió el poder, el presidente ha mantenido una intensa agenda en el exterior con visitas a EE.UU., China, Argentina, Uruguay, Japón y Europa.

Está previsto que en las próximas semanas Lula visite el Vaticano para reunirse con el papa Francisco, y después viaje a Francia para participar en un evento organizado por el presidente, Emmanuel Macron, sobre medidas de financiación para acciones climáticas.

Precisamente, Macron es uno de los mandatarios europeos que más reticencias ha puesto al acuerdo con el Mercosur ya que, según él, “no es posible” llegar a un consenso debido a las diferencias en regulaciones ecológicas y sanitarias.

Por otro lado, Lula también aprovechará el encuentro de este lunes con Von der Leyen para avanzar en las negociaciones sobre un posible acuerdo de paz entre Ucrania y Rusia.

Tras esta visita, la presidenta de la Comisión Europea continuará su gira por Argentina, Chile y México, donde se reunirá con los presidente de estos países.

 

 

 

 

Fuente:  RT

[email protected]

MRM