mayo 21, 2024 09:03

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 21, 2024 09:03

 

 

Redacción/CAMBIO 22    

Un grupo de activistas ecologistas ha ocupado un terreno boscoso colindante con la gigafábrica de Tesla en Grünheide, cerca de Berlín, Alemania, para impedir que se pueda llevar a cabo una ampliación de la planta de coches eléctricos.

Según informaron los propios activistas en un comunicado, han construido cabañas en varios árboles para impedir la tala, todo ello debido al impacto de la fábrica para el agua del subsuelo de la región.

“Protegemos con nuestros cuerpos este recurso esencial para la vida, que se derrocha y contamina en favor de Tesla”, declaró Caro Weber, una de las activistas, de acuerdo con la nota.

Una de las razones de la ocupación es que el colectivo teme que no se respete el resultado de una votación no vinculante promovida por varias iniciativas ciudadanas de Grünheide, en la que los residentes de la zona se manifestaron mayoritariamente en contra de la ampliación.

Está previsto que las autoridades municipales tomen una decisión con respecto a la venta del terreno a Tesla a partir del próximo 18 de mayo.

Según la cadena local RBB, el área en cuestión es de unas 100 hectáreas, y el grupo compuesto por aproximadamente 80 personas ha erigido en un primer momento una decena de plataformas entre los árboles.

La gigafábrica de la empresa de Elon Musk ocupa una extensión de 300 hectáreas y ha estado envuelta en la polémica desde antes de empezar a funcionar, en marzo de 2022, debido a su supuesto impacto para el medio ambiente y en particular, para el agua del subsuelo.

Además de consumir elevadas cantidades de ese recurso, escaso en la región —1.8 millones de metros cúbicos anuales—, un informe filtrado a la prensa hace unos días sugiere que las aguas residuales de la fábrica contienen concentraciones de fósforo y nitrógeno muy superiores a lo permitido.

El documento elaborado por la Asociación de Aguas de Strausberg-Erkner (WSE), que suministra el agua a la planta de Tesla, lamenta que la compañía haya infringido los límites permitidos “de forma constante y en modo significativo”, y que no ha cambiado de proceder pese a recibir numerosas exhortaciones en ese sentido.

Según indicó un laboratorio, por encargo de la WSE, en las aguas residuales de Tesla se hallaron concentraciones de entre 2.47 y 3.37 miligramos de fósforo por litro, frente a los .5 permitidos, así como concentraciones de nitrógeno de entre 220 y 240 miligramos, frente a los 50 permitidos.

Tesla, por su parte, reconoció en declaraciones a RBB que se han superado “de forma puntual” los límites de fósforo y nitrógeno, pero que con ello no se ha causado daño a las depuradoras, ni existe ningún indicio de que se hayan superado los parámetros establecidos en el punto en el que el agua regresa a la red de Compañías de Agua de Berlín (BWB).

 

 

Fuente: Latinus

[email protected]

MRM

 

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com