Redacción/CAMBIO 22 

Un par de sicarios acorralaron a la esposa de Magdaleno Meza, un conocido narcotraficante en Honduras que fue asesinado, justo cuando la mujer identificada como Ericka Julissa Bandy estaba dentro de una panadería y se dio cuenta que un par de narcos la seguían. Una vez que la viuda del capo no tuvo escapatoria, fue asesinada a sangre fría.

La muerte de Ericka Bandy fue parte de la venganza del narco que inició con la ejecución de Magdaleno Meza cuando cumplía sentencia en prisión en 2019. El narco asesinado estuvo vinculado al proceso judicial que enfrentó el ex presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández que fue señalado de tener nexos con el narco.

Advertencia: El vídeo a continuación contiene imágenes fuertes, les pedimos discreción.

En el clip difundido de las redes sociales se observa cuando la mujer entró con pánico a la panadería ante el susto tanto de las trabajadoras como de otros clientes que estaban en el sitio. Cuando Ericka Julissa Bandy quedó justo detrás de un mostrador, los dos sicarios la alcanzaron; ella en un instinto de protección tomó a una señora de la tercera edad para tratar de cubrirse detrás de ella.

Sin embargo, el sicario alzó su escopeta y disparó directo en la cara de la mujer, hiriendo a la señora que quedó tirada en el piso sin moverse. Cuando la viuda de Meza quedó en el suelo, el sicario volvió a cargar su escopeta para disparar en dos ocasiones más en la cara de la víctima en una escena dantesca que viralizó en las redes sociales.

El homicidio de Ericka Julissa Bandy ocurrió la noche del pasado jueves 22 de junio dentro de una panadería ubicada en el barrio Río de Piedras en la capital San Pedro Sula, al norte de Honduras. Junto a la mujer, los dos sicarios también mataron a los dos guardaespaldas de la viuda, según información del medio local La Prensa.

¿Quién era Erika Julissa Bandy?

Ericka Bandy era la esposa del capo Magdaleno Meza, la cual ya había sido detenida por las autoridades cuando el 6 de junio de 2018, la pareja fue arrestada junto con tres de sus guardaespaldas. Ese mismo año, Ericka fue declarada culpable por el delito de lavado de dinero, ya que no pudo justificar la procedencia de 3 millones de lempiras (moneda local).

Cuando Magdaleno Meza esperaba ser extraditado a Estados Unidos, un grupo de cuatro hombres armados ingresaron a la prisión de El Pozo donde lo asesinaron sin mediar palabra. El narco había presentado “narcolibretas” que fueron presentadas en una Corte de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, durante el juicio de otro narco y hermano del presidente, Juan Antonio Hernández, ahí exhibió los nexos que tenían con el exmandatario Orlando Hernández.

La viuda de Magdaleno Meza permaneció por un tiempo encerrada en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), pero de inmediato solicitó que fuera trasladada a otro centro penitenciario por temor a que la atacaran.

En abril de 2022, Ericka Bandy salió en libertad tras casi cuatro años donde permaneció en la misma penitenciaría nacional donde el pasado 20 de junio se presentó un motín que dejó a 46 reclusas muertas.

 

Fuente El Heraldo de México

[email protected]

GCH