Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 1 abril. – Una abuelita fue detenida luego de encontrarse ebria y rijosa en el interior del domicilio de su hija. Sus nietos tuvieron que pedir ayuda para controlar a la anciana.

Al filo de las 23:00, en la calle Faisán con calle 8, una abuelita se encontraba ebria y rompiendo los artículos del interior del domicilio de su hija. Debido a lo anterior, su nieto de 21 años llamó a su madre y le comentó lo que ocurría.

Debido a que se encontraba laborando, la mujer solicitó ayuda a las operadoras del 911, ya que, su mamá se encontraba ebria y violenta en su casa.

Es así como, policías municipales arribaron al sitio y, luego de tratar de dialogar con la mujer de 62 años, tuvieron que esposarla y llevársela detenida. Posteriormente, fue presentada ante un Juez Calificador.

El Juez determinó que la mujer debía ingresar a las celdas por las faltas de ebria y rijosa en el interior de su domicilio, por lo que, tras ser certificada por un médico, fue puesta tras los barrotes de la cárcel preventiva.

 

[email protected]

GCH

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre