Olivia Vázquez /CAMBIO 22

CANCÚN, 12 de julio.-La Asociación Mexicana de Agencias de Turismo Receptivo (AMATUR) consideró aberrante la reforma que realizó el Congreso del Estado al artículo 186 del Código Penal en el estado, que refiere sanciones a conductores que sean sorprendidos alcoholizados manejando,  al señalar que esta modificación no busca prevenir sino recaudar y si no se corrige, generará un mar de extorsión.

El Observatorio Legislativo Ciudadano ya advertía ayer mismo de esta condición que ponía en riesgo a toda la ciudadanía por las facultades otorgadas por esta modificación y la inconstitucionalidad de la misma.

En un comunicado emitido ahora por Amatur, a la opinión pública, se advierte que la reforma no busca prevenir sino recaudar, lo que generará un mar de extorsión por parte de elementos de seguridad.

Claro, dice el comunicado -que nos preocupan los accidentes que estás prácticas puedan ocasionar. Pero hay que proponer y hacer cosas lógicas, que se puedan cumplir y que no fomenten la extorsión.

Alguien que vaya a comer a un restaurante y consuma dos copas de vino, de acuerdo a los nuevos criterios, ya se le considera en estado de embriaguez, lo cuál es absurdo y ridículo y sólo por ello, de acuerdo a las nuevas sanciones, pasará dos años de su vida en prisión castigado por su gravísima falta-.

Aberrante, señala, es decir lo menos y cuestiona que a quién se le ocurre, cómo lo legislaron, con qué criterios. Y los turistas, irán presos también¨?, seremos noticia mundial.

Estas absurdas reformas, señala, deben replantearse, así como las medidas de aplicación del alcoholímetro, su metodología y puesta en marcha. Esto, como está. NO ES PREVENCIÓN, advierte el Consejo directivo, que preside Sergio González.

 

 

[email protected]

JFCB