Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 14 de Septiembre.- A pesar de los niveles de inflación que se están presentando en México y que podrían llevar a una recesión en los siguientes meses, empresarios de la Coparmex aseguran que la intensión de invertir sigue adelante y se tiene confianza en seguir avanzando.

En este sentido, la líder interina de la Coparmex en Cancún, Angélica Frías, reconoció que sin duda una mayor inflación impacta el empleo, a la empresa, la productividad y el consumo y lo que menos quiere el empresario es impactar en el precio porque se pierde competitividad, por lo que el reto es grande.

Es importante, refirió, siempre tener un plan A y B y un plan C si las cosas salen muy mal, para poder enfrentar estas crisis y buscar dentro del interior de la misma empresa la diversificación, como expandir el mercado, buscar nuevas opciones y demás.

En cuanto a la inflación que se está dando en México, la empresaria señaló que las empresas que hicieron una correcta planeación anual no deben tener problemas, sin embargo si se llega a una recesión el escenario sería más delicado, de ahí la importancia de que empresarios y gobiernos trabajen en conjunto porque si le va mal al empresario, le va mal a todos.

Aun con estos escenarios, refirió que en México, se sostienen los planes de inversión, y así se refiere en el indicador DATA Coparmex donde se refiere que si hay una disposición de invertir en el país en comparación de años anteriores y este dato es clave para la generación de empleos y el desarrollo de las empresas.

En otros sectores productivos, como el comercio y la industria de la construcción, el costo de la inflación ya le esta pegando a todos, con un incremento constante en la materia prima porque algunas cadenas de suministro siguen afectadas y tardan meses en llegar, así como un incremento en productos de consumo diario que se sigue reportando en México y que repercute en el consumidor final y que inhibe la mayor venta o colocación de producto.

En el caso de desarrolladores de vivienda, ya advertían en días anteriores que el costo final del producto, la vivienda, se había incrementado 10% en comparación del año anterior derivado de la inflación que se esta soportando, pero de avanzar a una recesión, como la que ya se anticipa para Estados Unidos, sin duda México tendría que enfrentar un escenario más complicado que ahora y eso no se desea a nadie.

 

[email protected]

GCH

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre