CAMBIO 22

CHETUMAL, 7 de abril.- Rosario Ortiz Yeladaqui, diputada del PRI en la XVI Legislatura, afirmó que “no nos hagamos tontos”, pues tanto Carlos Hernández Blando como a otros más que han desertado de las filas priistas para buscar cobijo en otras fuerzas, les ha tocado de todo.

La legislatura dijo lo anterior en respuesta a las afirmaciones del cozumeleño de que estaría por dejar la bancada del PRI para declararse diputado sin partido, porque cree en el proyecto de Mara Lezama Espinosa.

Hernández Blanco anunció lo anterior bajo argumento de no haber sido tomado en cuenta en el actual proceso por su partido de origen, el Revolucionario Institucional.

Ortiz Yeladaqui, que se quedaría como única representante priista en la actual Legislatura, se dijo respetuosa de su decisión, pero en abierto mensaje a Carlos Hernández Blanco y sus excompañeros de partido, sostuvo que para ella sería una vergüenza renunciar al instituto político que le ha dado de todo, solo porque hoy está pasando por malos momentos.

Refirió que el Estado de Quintana Roo fue construido desde sus cimientos por el PRI, y desde aquellos años, a través de las diversas instituciones, han tenido acceso a las canonjías y privilegios quienes les ha tocado ser gobierno o estar en algún cargo del servicio público.

Señaló que en su caso es, y morirá en la raya siendo militante del tricolor, aún y cuando también le han tocado derrotas, decepciones y malos tiempos, y no sólo los privilegios de los cuales los demás, los que hoy se han ido, ya se olvidaron.

[email protected]

RAM