Graciela Machuca Martínez/CAMBIO 22

Las consecuencias sociales, políticas y económicas de la construcción del llamado Tren Maya en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo por donde pasará la ruta siguen incrementándose por decisiones gubernamentales como expropiación de tierras ejidales y de propiedad privada, anuncios que se van haciendo a cuenta gotas, como una evidencia más de que desde un principio se careció de un plan maestro para esta obra ferroviaria, por lo que los requerimientos se han ido solventando sobre la marcha.

Este 7 de agosto, se publicaron cuatro decretos de expropiación por causa de utilidad pública de tierras ejidales en los estados de Campeche y Quintana Roo, solo dándole diez días previos a la publicación a los legítimos propietarios para que actuaran conforme a sus derechos, lo cual es imposible resolver para un ejido, debido a que las asambleas generales no se pueden convocar de la noche a la mañana.

Las expropiaciones que se han realizado en beneficio de la empresa estatal Fonatur Tren Maya S.A. de C.V. desde que se empezaron a utilizar tierras de ejidatarios y particulares, no han tenido un proceso de información y conciliación para que los propietarios aleguen lo que a sus derechos convenga, han sido decisiones autoritarias del gobierno federal usando, sin el ánimo de conciliación, la facultad que le otorga el Artículo 27 de la Constitución Federal, pero esta actitud del presidente de la república, choca con su discurso en torno a respetar el derecho del pueblo.

Tan es así que las 147 hectáreas expropiadas recientemente en Campeche y Yucatán les puso un precio de 90 millones de pesos, sin que para ello se haya desarrollado un proceso de conocer la opinión y expectativas de los auténticos propietarios de esas tierras, solo se da prioridad al unilateral concepto “utilidad pública”, para lo cual el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales ya tiene los avalúos respectivos y los ejidatarios no tendrán otra opción de tomar los recursos que les ofrecen como indemnización o iniciar un lago litigio que tendría que terminar en instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH).

El decreto suscrito en la residencia del Poder Ejecutivo Federal, en Ciudad de México el 4 de agosto de 2023, firmado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, así como por los secretarios de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y turismo, Román Guillermo Meyer Falcón y Miguel Tomás Torruco Marqués, respectivamente fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 7 de agosto de 2023. https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5697730&fecha=07/08/2023#gsc.tab=0

Los tres primeros del referido decreto, señalan lo siguiente:

PRIMERO. Se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 06-93-92 hectáreas (seis hectáreas, noventa y tres áreas, noventa y dos centiáreas) de terrenos de temporal de uso común del ejido “Reforma Agraria”, municipio de Felipe Carrillo Puerto, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., para destinarla a la construcción de obras de infraestructura ferroviaria y operación del proyecto Tren Maya.

SEGUNDO. Queda a cargo de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. pagar, por concepto de indemnización por la superficie que se expropia, la cantidad señalada en el avalúo emitido por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, y en los términos señalados en el considerando VI del presente decreto.

TERCERO. La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, una vez publicado el presente decreto en el Diario Oficial de la Federación, procederá a su ejecución cuando Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. haya acreditado el pago o depósito de la indemnización señalada en el numeral anterior.

Otro decreto presidencial expropia por causa de utilidad pública la superficie de 129-15-57 hectáreas, del ejido “X-Hazil y Anexos”, municipio de Felipe Carrillo Puerto, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5697731&fecha=07/08/2023#gsc.tab=0

El primer artículo del referido decreto ordena: “Se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 129-15-57 hectáreas (ciento veintinueve hectáreas, quince áreas, cincuenta y siete centiáreas) de temporal de uso común del ejido “X-Hazil y Anexos”, municipio Felipe Carrillo Puerto, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., para destinarla a la construcción de obras de infraestructura ferroviaria y operación del proyecto Tren Maya.

Mientras que el decreto por el que se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 03-81-88 hectáreas, del ejido “Matamoros”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., es el siguiente: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5697732&fecha=07/08/2023#gsc.tab=0

Su artículo primero, se redacta en condiciones similares a los anteriores: “Se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 03-81-88 hectáreas (tres hectáreas, ochenta y un áreas, ochenta y ocho centiáreas) de terrenos de agostadero de uso común del ejido “Matamoros”, municipio Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., para destinarla a la construcción de obras de infraestructura ferroviaria y operación del proyecto Tren Maya”.

El cuarto decreto publicado este 7 de agosto en el DOF tiene el siguiente rubro: DECRETO por el que se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 09-19-64 hectáreas, del ejido “N.C.P.E. Valentín Gómez Farías”, municipio de Calakmul, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5697733&fecha=07/08/2023#gsc.tab=0

En el mes de febrero de 2023, el periódico el Heraldo de México dio a conocer que a esa fecha el gobierno federal, en 14 meses, había expropiado y declarado causa de utilidad pública mil 333 hectáreas para la construcción del Tren Maya en el sureste del país, equivalente a dos veces la extensión del Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México.

De acuerdo con reportes del Gobierno federal, de enero de 2022 a febrero de 2023, la federación ha emitido tres decretos de expropiación por 177.2 hectáreas, cuatro declaratorias por causa de utilidad pública por 620.6 hectáreas y una declaratoria de utilidad pública por 535.5 hectáreas, que suman mil 333 hectáreas, así como siete declaratorias de ocupación temporal por 399.9 hectáreas.

Por su parte, Animal Político publicó el 30 de junio de 2023 que entre 2022 y 2023 el gobierno federal ha expropiado 15 mil 678 hectáreas para la construcción del Tren Maya “por causa de utilidad pública”, aunque el presidente López Obrador prometió como presidente electo que no sería necesario expropiar.

Son 28 decretos publicados en el Diario Oficial de la Federación:  27 de ellos que le otorgaron 631 hectáreas y 5,092,931 metros cuadrados en total a FONATUR Tren Maya, y otro que dio 5,785 hectáreas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y 9,261 a la Secretaría del Medio Ambiente, dentro de la reserva de la biósfera en Calakmul.

Otro decreto, publicado el 23 de junio le otorga a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), el control del ejido Plan de San Luis en Calakmul, Campeche, “para realizar construcción de las vías férreas del Proyecto Tren Maya, y obras complementarias relacionadas con las actividades castrenses en general”.

 

 

[email protected]

JFCB

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre