Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 10 de junio.- El secretario general de la Federación Autónoma de Trabajadores y Empleados de Quintana Roo (FATEQROO) afirmó que a casi nueve meses de gobierno de la actual administración estatal, todavía no se vislumbra una recuperación económica en la zona sur.

Rafael Beltrán Chin, aseguró que los programas que se están llevando a cabo como la entrega de paquetes alimentarios y las tarjetas con apoyo económico, no están llegando a todos los que lo necesitan, lo que se evidencia en que son cientos de familias que aún permanecen en condiciones de pobreza extrema, cuya situación ha empeorado con la inflación desmedida y el aumento en el precio de muchos artículos de la canasta básica.

“Podemos verlo como una gota en el desierto, yo diría que estos programas sociales son positivos pero no son suficientes porque no a todos se les ayuda, no alcanza el dinero y tampoco estar ayudando constantemente mejora la economía y esto se siente más en la zona sur que en la zona norte y aunado al tema de la inflación la recuperación se ha dado de manera muy lenta y se ha ido perdiendo el poder adquisitivo y es desesperante porque vemos que no haya una certidumbre para que esto se frene.”

Aseveró que la pérdida del poder adquisitivo se estima en alrededor de un 20% de manera global, a pesar del incremento que se dio al salario mínimo apenas en enero de este año y que tampoco ha servido de mucho para que los trabajadores y sus familias, salgan adelante.

Recalcó que para que se pueda mejorar y ayudar verdaderamente a las familias del sur del estado, es urgente atraer inversión que permita la generación de empleo bien remunerado, para así disminuir las tasas de desempleo y hasta de la informalidad.

“Para que una economía sea positiva y salga adelante, se tiene que reflejar y no se refleja, porque para que active la economía hay que impulsar la inversión, hacer empresas, negocios, generar empleos, hemos visto como se ha inundado la ciudad de gente vendiendo comida y esto también se satura, entonces yo quiero decir que estamos en una economía hecha bolas.”

Actualmente y pese a dejar atrás la pandemia, son muchos los negocios y sectores de la población que siguen resintiendo los efectos negativos que la contingencia sanitaria provocó, lo que ha orillado a un gran porcentaje de empresarios, comerciantes y ciudadanos a adquirir deudas que se vuelven impagables para poder mantener sus establecimientos y sus hogares.

Por lo que enfatizó, será vital que el nuevo gobierno pueda cumplir los compromisos de traer bienestar a la zona sur y de mejorar la calidad de vida de quienes aquí habitan.

 

[email protected]

RHM