Redacción/CAMBIO 22

La muerte de Matthew Perry, famoso por su papel en la icónica comedia de los 90 “Friends”, conmocionó al mundo.

Recordado por su icónica representación de Chandler Bing, lo tuvo en la pantalla durante los 234 episodios junto a Jennifer Aniston, Courteney Fox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc y David Schwimmer. Su actuación le consiguió, inclusive, una nominación al Emmy en 2002.

Como Chandler, interpretaba al ingenioso, inseguro y neurótico compañero de piso de Joey (LeBlanc) y amigo íntimo Ross (Schwimmer). Al final de la serie, Chandler está casado con Mónica (Cox) y tienen una familia, reflejando el paso de neoyorquinos solteros a casados e iniciando familias.

La serie fue uno de los mayores éxitos de la televisión y en los últimos años ha cobrado una nueva vida, y una sorprendente popularidad entre un público más joven, en los servicios de streaming.

Un no muy feliz Día de San Valentín

Tras llegar a una doble cita a ciegas con Joey, en la primer temporada, Chandler se entera que la mujer seleccionada para él no es otra que su ex, Janice. Para su asombro matutino, termina durmiendo con ella sin recordar nada, y nada menos que en el Dia de San Valentín.

Secretos revelados

En este capítulo de la segunda temporada, todos los secretos son revelados.

Phoebe comió carne, la ropa interior que está colgada del poste de la calle es de Mónica y Chandler tiene un tercer pezón. A continuación para despistarlos de su deformidad revela el secreto de su mejor amigo. Joey estuvo en una película porno.

“Si yo caigo, voy a arrastrar a todos conmigo”, sentenció Chandler.

Relación clandestina

Este clásico de la quinta temporada mantuvo a todos expectantes.

Chandler y Mónica comienzan una relación luego de dormir juntos en Londres cuando asistieron a la boda de Ross con Emily. Ninguno de sus amigos está al tanto de su clandestinidad, así que cuando Chandler besa a su novia frente a Rachel y Phoebe, tiene que improvisar.

Pivot, Pivot, Pivot

La icónica escena en la que Perry junto a sus coprotagonistas David Schwimmer y Jennifer Aniston en sus papeles de Ross y Rachel intentan subir un sofá por una escalera se ha convertido en uno de los momentos más icónicos de la serie.

Si bien la mayoría recuerda los gritos tontos de Ross de “Pivot, pivot, pivot”, muchos olvidan el hilarante momento en que Chandler queda atrapado bajo el enorme peso de los muebles.

Su frustración también le da a Perry la oportunidad de soltarse de verdad, replicando: “¡Cállate! ¡Cállate! ¡Cállate!’.

No bailo en las bodas

¿Por qué Chandler no consigue ninguna mujer en las bodas? Porque una vez que lo ven bailar salen corriendo.

Látigo según Chandler

Una de las cosas más icónicas de su personaje eran los remates de sus chistes, el énfasis que le daba a las palabras o su propia vuelta a los sonidos.

El compromiso

El final de la séptima temporada nos dejó con una de las escenas más esperadas por los fanáticos. El compromiso de Mónica y Chandler.

Las palabras de amor y la vulnerabilidad de Chandler en ese instante ganó el corazón de todos los espectadores.

La llegada sorpresa

Una de las grandes sorpresas del final de Friends fue el momento en que Mónica y Chandler se convierten en padres.

La llegada de su hijo los colma de felicidad, hasta que el médico les avisa que en cualquier momento llega el segundo, para sorpresa de los Bing. Allí es Mónica quien dice la famosa frase, “Solo pedimos uno”. La noticia también toma desapercibidos a Joey, Ross, Rachel y Phoebe, quienes no pueden creerlo cuando llegan al departamento para despedirse de la familia.

 

Fuente: infobae

[email protected]

NMT